Medios

Los principales presidentes de los colegios y asociaciones de detectives se unen, públicamente por primera vez, para hablar claro sobre los peligros a los que se enfrenta el sector de la investigación privada.

El Presidente APDPE Enrique Hormigo Presidente COPDCAT Enrique Arranz Presidente CODEGA José Luis León Rey Presidente CODPVA Eloy de Paco Presidente de ADAE Javier Lora

Fue el pasado 20 de julio, a las 11.30 a.m, en una tertulia de radio y en directo a a través de plusaradio.es, moderada por la periodista y experta en investigación privada Gema Piñeiro, quien afirmó la “gran expectación entre el colectivo, tanto ejercientes como estudiantes, porque se espera que de encuentros similares,  tanto los representantes como el resto del colectivo tiren juntos en una misma dirección”

Aunque con camino  diferentes para conseguir los objetivos, todos coinciden en los puntos más relevantes, y la necesidad de empoderar la figura denostada del detective privado.

Un colectivo que afirma estar castigado por sucesivas leyes y reglamentaciones,  que por ejemplo para el presidente de ADA Javier Lora,  “se  está poniendo en riesgo el desarrollo de la profesión y mucho más grave, la propia supervivencia de los detective “, de hecho el Presidente de ADA augura que en caso de confirmarse el reglamento pendiente aún podrían cerrar el 90% de los despachos, ¡¡ más de 1000 profesionales autónomos!!!  de los 1700 en activo. ( Hay cerca de 4.300 TIPs)

Todos admitieron que la falta de comunicación, y  coalición entre los integrantes de este gremio, hecho que ha sido utilizado o provocado un ninguneo institucional, quizá no intencionado,  por quienes tenían en su mano crear una normativa para el sector de la seguridad privada.

Desde 1992 que se sumó con calzador la figura del detective en la LSP, aunque el gremio advertía que sus funciones no tenían que ver con las de la seguridad privada y sí más con la investigación de policía judicial, pero en su momento no se hicieron las cosas bien, y ahora hay un desajuste entre lo que hacen realmente los detectives privados y  su situación laboral, con un 95% de autónomos, les cae una normativa que equipara a un trabajador independiente de la investigación privada,  con una empresa de seguridad con cientos de trabajadores. 

Otro vacío ha sido la errónea comunicación del colectivo con los medios de comunicación. Éstos dibujan una profesión ficcionada o con titulares de prensa en donde se mezclan conceptos como “espionaje”, “control policial”.

Muchas reivindicaciones de un sector  clave en nuestra sociedad, porque aparte de estar cerca de los problemas que afectan el día a día de los ciudadanos o  evitar fraudes por un importe de 411 millones en aseguradoras, han sido protagonistas silenciosos,  de descubrir casos de corrupción graves,  a través de encargos legítimos. Aunque sea más sensacionalista el espionaje, NO, los detectives investigan. 

 

Programa Completo